TRAGEDY >FOR YOU<


En el sector 5.0 caía la lluvia ácida.

 

El asesino siempre quiso saber por qué en las historias que veía, la gente se subía a las azoteas y disparaba.

Ahora él estaba en la azotea disparando.

No duraría mucho tiempo vivo porque estaba sin traje especial bajo la lluvia ácida. Sentía el dolor de la lluvia en su piel pero seguía disparando.

Algunos caían entre temblores, otros se desplomaban y yacían en el suelo quietos.

Disparaba a gente que no conocía, que no conocía de nada.

 

Siempre quiso saber por qué la gente se colocaba en las azoteas y disparaba. Ahora él estaba en la azotea y lo sabía, lo sabía.

 

Porque nadie es inocente.

 

SONÏK DRAWER 2018

 

Anuncios

EL EXCESO DE SENSIBILIDAD DEL QUE LAS HA PASADO BIEN PUTAS.


Todos nos encontramos entre quienes juzgamos muy a la ligera. El peor de los errores es despreciar al señor cara feliz, descartándolo como un gilipollas.

Dan ganas de romper cosas ante tanta alegría estúpida e injustificada.

Error.

Martin Carr se ha descolgado en 2017 con otro disco en solitario igual de luminoso y saltarín como acostumbra. Sin embargo detrás de ello se encuentra un hombre con graves problemas de depresión y económicos para mantener a su familia. Las canciones suenan así porque eso es lo que él desea crear como arte, y para hacer canciones así teniendo una situación personal como ésa hace falta valor y tenacidad. Y absoluto convencimiento de lo que estás haciendo.

Parece ser que en su afán por ganar dinero para su familia, empezó a componer canciones para otra gente, gente que no le gustaba y canciones que no le gustaban. Esto agravó su depresión, hasta que recurrió a discos clave para él, como algunos de Bowie, que le mostraron la honestidad y valentía que debe tener un auténtico artista. A Bowie se le ha criticado duramente sobre honestidad y valentía, pero podemos comparar su discografía con la de quienes le critican para zanjar el asunto de un plumazo, vamos.

 

Cuando visitas zonas oscuras de tu mente, parte de ti se queda allí para siempre. Por mucho que luego te sonría la vida, hay algo que sigue allí y en ti bien presente.

Después de una experiencia en una secta, y de haberse ofrecido voluntariamente como cobaya humana para un laboratorio de Manchester en un intento desesperado por ganar algo de dinero, no puedes esperar que Tim Booth no arrastre eso toda su vida, de alguna forma. Aunque disfrutara después de un éxito multitudinario y firmase autógrafos en los pechos femeninos de sus fans, la voz dolorosa y a punto de quebrarse, de llorar en “Tomorrow” y “She´s a star” no es por la pasta. Es porque una parte de ti todavía sigue allí.

A pesar de todo lo que venga después. Como cuando uno se muere y todavía no sabe que está muerto.

La necesidad de salir del pozo que amenaza cada día. Parece que has salido, pero a lo mejor es un error de apreciación y sigues dentro.

 

SONIK DRAWER 2018

 

DESAFORTUNADAMENTE, EL MUNDO ESTÁ LLENO DE GENTE.


Los poderes que están pueden respirar tranquilos. La educación que recibimos no cae en saco roto.

Cuando hablamos de corrupción pensamos en política, cuando pensamos en mucho dinero está muy cerca la palabra “salvación”, cuando vemos a alguien apasionado por algo sonreímos interiormente de forma condescendiente porque nosotros ya hemos superado eso, estamos a un nivel superior.

Y cuando pensamos en religión, es algo por lo que matan los integristas, o es algo relacionado con el poder moral del Vaticano, en plena decadencia.

Y los muros están sólidamente construidos. Es difícil pensar en algo más.

 

Viendo la actitud de los actuales New Order (época de “Music Complete”), es muy fácil olvidar lo que fueron un día, no en términos de música, sino de actitud. Espero que no sea necesario decir que está relacionado.

No eran conscientes de casi nada, pero proyectaban algo. Algo importante.

No eran conscientes de que parecía que Ian Curtis no estaba en las fotos. Tampoco eran conscientes de que transmitían algo que iba más allá del sonido tecno, de las canciones, de la música.

La portada de “Power, Corruption & Lies” podría haber sido cualquiera. Es solo música, hombre, solo música electrónica, pero me gusta. Valiente gilipollez.

Era (escojo con cuidado la palabra), era una religión. La música a veces puede ser eso, y más.

Vuelvo a manifestar mi profundo desprecio por la gente que no está de acuerdo con lo que acabo de escribir. Que solo creen en aquello que pueden ver, comprar, tocar o follar. Eso también es una religión, no os engañéis, pero es de las que dan asco.

El mánager de New Order luchó durante meses solo para la portada de ese disco, porque creía firmemente en lo que significaban esas canciones. Le prohibieron que usara la que luego sería la definitiva portada de flores por cuestiones de derechos de autor. Cuando preguntó quién era el propietario de esa pintura, las instituciones públicas inglesas respondieron que era el pueblo de Inglaterra. Él respondió: “bien, pues ahora el pueblo de Inglaterra la necesita”.

Contra todo pronóstico, consiguió la pintura para la portada del disco.

El único grupo del mundo con un “lead bassist” en sus filas. Peter Hook, autor de la frase que da título a este artículo. Nunca se sabía si iba a aparecer en los conciertos, en los ensayos, y cuando aparecía era como un chamán.

New Order operaban absolutamente al margen del mundo que les rodeaba. Su canción más conocida “Blue Monday” no estaba incluida en el disco. Se reían e insultaban a quieres les calificaban como los próximos Mike Olfields. Las comparaciones con Human League y OMD las resolvían fácilmente ya que ellos tocaban siempre en directo, hasta en el “Top of the pops”, mientras que los demás, al cabo de los años se arrepentirían de salir haciendo mímica con sonido pregrabado.

La gente con ideas propias descoloca mucho. Ellos venían del punk sucio y pobremente industrializado, y de ello tomaron la no exclusión de nadie, ya seas guapo, feo, torpe. Y el desprecio por el socialismo de postal, tanta gente decidida a cambiar el mundo sin hacer nada que se salga de la norma, solo de palabra.

Esas canciones de New Order tienen algo que no he visto en muchos mitos del rock de décadas anteriores o posteriores.

Son trascendentes.

 

SONIK DRAWER 2017

 

THE HORRORS, ALGO PARA RECORDAR


Su primer álbum data de 2006, y como casi todos los grupos interesantes, fueron tachados de ser un invento inmediatamente. Una actitud demasiado gótica y prestando atención a la imagen, como de acabar de levantarse de la cama y no me digas cosas porque no me voy a enterar de nada.

Al cabo de los años las críticas han ido cediendo a las bocas cerradas, teloneros de Depeche Mode y cinco discos en su haber, sin éxito masivo, tan invento no pueden ser….

De hecho, Depeche Mode y ellos se criaron en ciudades cercanas y al principio ninguno sabía tocar bien ningún instrumento (excepto Vince Clarke, claro). Pero aquí acaban las similitudes.

Faris Badwan, miembro con el pelo más despeinado y líder del grupo, además de grabar discos con su novia en iglesias, asegura que al principio sólo querían meter ruido. Como todo el mundo.

“Something to remember me by” cuenta la historia de una relación con vuelta de tuerca, como debe ser. Todo el mundo aún está contagiado por el virus hippie y te recomienda que al acabar una relación solo pienses en las cosas buenas, pero en este tema se recuerda una relación solo por las cosas malas, justo al revés. Eso sí, sin arrebatos pasionales, más bien como cuando te levantas de la cama (otra vez) y en un estado nebuloso empiezas a conectar perezosamente las ideas.

Lo que siempre ha diferenciado a The Horrors del resto de tomaduras de pelo es que cualquiera puede hacer un disco atmosférico y evocador y bla bla bla. The Beloved decían que grababan discos de “ambient” o “chill out” para escuchar en su casa, pero que les parecía poco serio publicarlo. Cualquiera puede hacer un disco atmosférico de tres horas en tiempo real. Podrías publicar un disco al día.

The horrors crean ambientes totalmente experimentales bajo los límites de una canción convencional, eso no es tan fácil.

¿Cuándo se les tomará en serio? Cuando algún famoso músico de rock o blues les reconozca el mérito (poco probable), cuando hagan una canción capaz de sonar al lado de Coldplay, Rihanna o los éxitos sexys del mundo latino (poco probable), o cuando lleven más de treinta años sacando discos. De momento llevan más de diez.

Venga, venga.

SONIK DRAWER 2017

 

JERRY LEE LEWIS. UNA BUENA EDUCACIÓN


Creció en un tiempo distinto. Debería haber sido cualquier cosa menos un loco egocéntrico autodestructivo músico de rock.

Incluso sus tiempos de éxito estuvieron marcados por la mala suerte. Siempre a la sombra de Elvis, no eligió el instrumento que definiría el futuro del rock, la guitarra, eligió el piano.

Pese a todo, el killer de Luisiana logró destacar, High School Confidential, Great Balls of Fire, cientos de canciones, hasta su descalabro personal y profesional. En los ochenta, no le querían ni en el programa de José Luis Moreno.

Dennis Quaid era un actor atractivo y tenía un grupo de rock, y le ofrecieron interpretar a Jerry Lee Lewis en una versión rosa rosa de la desastrosa vida de nuestro hombre.

Dennis dijo que perfecto, se aprendió el papel, quedaba muy molón ante las cámaras, y ya tenía ensayadas las canciones para cantarlas en la película. Era lo suyo.

Pero el original, que llevaba décadas dando pena y aburriendo hasta a las vacas, se presentó y cantó todo su repertorio con el toque salvaje y peligroso de antes. Después de grabar el disco para la película, volvió a caer en el mismo olvido degenerado del que salió.

Si la gente se dedicara a investigar estos hechos inexplicables, quizá la humanidad sería más interesante.

Jerry Lee Lewis se llevaba a matar con todos. Con todos. Con Dennis Quaid, que se agarró un buen cabreo, con el director de la película, hasta con el fantasma de Elvis.

Pero estaba contento.

Decía que esta película era la prueba final de su superioridad frente a Elvis, a él le habían hecho una película sobre su vida, un homenaje, mientras estaba vivo. A Elvis no.

Parecía que con la edad podía aprender a ser educado, empezaba las frases esperanzadoramente, pero luego… Un ejemplo: “No quiero menospreciar a Elvis, pero fue una mierda, un cobarde, odiaba a ese hijo de puta”.

Jerry Lee Lewis es una mala influencia. Incesto, violencia, excesos de todo tipo, un desastre. Un depravado.

Las canciones de Jerry Lee Lewis han inspirado a cientos de miles de personas para que cambien su vida de forma definitiva. Gracias a ellas, muchos han ahogado sus penas en el rock and roll y se han mantenido cuerdas. Han dado forma a sus sueños y muchos los han realizado a su manera.

El fuego del rock n´roll del que tanto se ríen los sabiondos ha iluminado vidas enteras.

SONIK DRAWER 2017

 

HAY GENTE ESPECIAL. Y LUEGO ESTAMOS EL RESTO.


 

Hay personas a las que las situaciones les vienen grandes constantemente. Thom Yorke, cuando era jovenzuelo, era uno de ellos. Después, también.

En cuanto el grunge se comió a todos los machotes heavy-glam, y heavy- lo- que- sea, de la escena de Los Ángeles, y de cualquier otro sitio, se atrevió a decir esta boca es mía. Eso sí, disculpándose.

Había una nueva escena, los tiempos estaban cambiando otra vez. El consumo masivo abraza a las nuevas corrientes que tienen que vender como los borrachos abrazan a cualquiera en una fiesta.

Les invitaron a las radiofórmulas pijas porque tenían una canción de éxito, los locutores de risa floja estaban dispuestos a reírles todas las gracias siempre que fueran rápidas y como muy dinámicas, o sea, todo el rato diversión, jaja. O sea.

Hay verdades universales, que no pueden negarse, ya sabes que si en la radio estás más de tres segundos sin decir nada, estás muerto (será en la radio que a ti te gusta, gilipollas).

 

Cuando en una conocida radiofórmula, igual que todas, Thom y los suyos soltaron una versión acústica de “Creep” como nadie podría imaginársela, todos enmudecieron. Durante más de tres segundos, te lo aseguro. Se jodió el programa.

El locutor solo pudo balbucir lo obvio, ¿cómo podía haber compuesto esa canción, de dónde había salido eso? Se suponía que era típicamente adolescente, como cuando idealizas a la chica que te gusta, pero esto trascendía todo, es como tener una idea convencional y que se te escape completamente de las manos.

Thom, como buen chico tímido y con problemas consigo mismo y con el mundo, lo primero que hizo fue disculparse: “Radiohead consiste en que yo compongo una canción y luego llega el guitarra y lo jode todo con ruido”. Jeje, mentira. En la versión eléctrica, cuando entra la guitarra, parece que suenan disparos.

Una persona repugnante, que se arrastra, un bicho raro, que se arrastra. La verdad de por qué nada sale como tú quieres. La verdad de cómo te ves realmente y cómo nadie quiere que te veas porque así no puedes comprar nada.

Producto de su eterna inseguridad, Radiohead renegaron de sus dos primeros y fantásticos álbumes para centrarse en su obra más personal. No es la primera vez que se compara “Ok computer” con “Dark side of the moon”. Pero el pensamiento dominante – los críticos viejos- no van a dejar que esto ocurra, los sesenta y setenta serán el santuario perpetuo de la música y la verdad. Ok computer como mucho es un hito dentro de la música alternativa. Hay que joderse, después de que el grupo haya vendido más de 30 millones de copias.

Si “Ok computer” no va recibir el status de auténtico clásico mientras los setenteros sigan vivos, imaginemos la canción “Creep”, que forma parte del repertorio que ellos mismos infravaloran.

Tendremos que esperar a que el tiempo y las nuevas mentes pongan las cosas en su sitio. Como decía David Cronemberg en uno de sus entrañables delirios: “larga vida a la nueva carne”.

 

SONIK DRAWER 2017

VÍDEO. YA NO SÉ QUÉ ESTÁ BIEN O ESTÁ MAL.


Cada vez es más frecuente encontrar a personas que no saben reconocer una buena idea en la música, una buena idea en general o simplemente saber qué coño se siente cuando se tiene una buena idea.

Voy a intentar (en vano) corregir este déficit mental con un ejemplo. Vídeo.

Los singles del primer disco, sobre todo el primero, sonaron constantemente en las emisoras de moda, eso excluía las emisoras minoritarias. Si vendes no molas, así que elige.

El problema es que ellos vendían y molaban. “La noche no es para mí”, “Víctimas del desamor”, “El mágico influjo de la luna”. El disco, “Videoterapia”, trataba casi exclusivamente de la soledad. Los tiempos cambiando vertiginosamente y personas incapacitadas para adaptarse, la modernidad nunca es lo que uno esperaba, es decepcionante y sabe a poco.

El sonido hoy está pobremente editado y además suena antiguo.

Pero están las ideas.

Durante cuatro discos, “Videoterapia”, “Código secreto” (con fantástica portada), “Relatos de diez mundos”, y “Brisa de amor”, evolucionaron hacia la total incomprensión por parte del público, pero la identidad, la personalidad seguía ahí. Todavía sigue ahí.

Excepto Mecano, no ha habido grupos españoles que hayan estado en activo al amparo de multinacionales durante toda la década de los ochenta y hayan salido bien parados. En el caso de vídeo, como en el de tantos otros, la lista de “y si” es interminable.

Y si la producción no hubiera corrido al principio a cargo de Tino Casal (al estilo de Julián Ruiz), y si no hubieran sido masivos…

Sus discos están trabajados de principio a fin por ellos mismos. No ocurrió como con Mecano, donde Luis Cobos incluyó en su segundo disco “Donde está el país de las hadas” una composición propia aprovechando el éxito del grupo, una delicada suite instrumental de aire clásico a la par que elegante perfecta para echar la pota.

Vídeo están salvajemente condicionados por su contexto, pero si arañas la superficie, si tienes paciencia, encontrarás algo.

La ilusión de un grupo de personas, capaces de llevar algo a cabo, de hacerlo realidad.

SONIK DRAWER 2017