PREMIAR AL TRIUNFADOR Y CASTIGAR AL INNOVADOR


Aunque lleves más de diez años trabajando duro y siendo un auténtico mutante para adaptarte a las situaciones y a los tiempos sin dejar de ser tú mismo.

Aunque ya hayas triunfado.

Si te decides a innovar, serás castigado. Ignorancia que conduce al rechazo y al resentimiento.

 

Alaska, en sus distintas mutaciones, lleva unos cuarenta años en el negocio.

Sus canciones suenan. Fangoria es un grupo de éxito actualmente. Pero la innovación más audaz, original y creativa fue castigada, lo pagó caro, con una década de indiferencia y rechazo.

 

El último disco de Alaska y Dinarama era un despelote, acid house, mi novio es un zombi, fly acid fly. Lo presentaron en una discoteca, ni conciertos para ayudar al tercer mundo ni nada. Era un poco chochi, un poco simple, pero te partías de risa. Fue un gran éxito de público, y estaban ahí en lo alto.

Con todo ganado, desde la posición más cómoda del mundo, dieron un salto mortal, sin que nadie se lo pidiese. No en vano el primer disco de Fangoria se llama así, “Salto Mortal”, y en efecto, casi se matan.

Portada diseñada por “The Designers Republic”, autores de las alucinantes portadas de Pop Will Eat Itself, y que ahora se dedican a la arquitectura.

Alaska haciendo declaraciones irresistibles: “No voy a hablar de la movida ni a interpretar ninguna canción anterior a Fangoria. Imaginad que estoy muerta y tenéis que acudir a los archivos”.

Letras introspectivas, samplers en ocasiones irreconocibles, y eliminación de arreglos tradicionales sustituyéndolos por ruido como instrumento musical.

La producción más vanguardista que podía encontrarse en Inglaterra.

Compromiso creativo, cinismo, es un disco oscuro y a veces alegre, pero la alegría es siempre interior.

Es como decía Radio Futura, “La ciudad Interior”. Es como decía John Foxx: vamos a imaginar cómo sería el mundo si Estados Unidos nunca hubiese existido.

Es pop.

Pero no como lo entendía Andy Warhol, es una idealización de Warhol llevada a un nivel superior y hecha realidad.

El primer disco de Fangoria no tiene parecido con nada editado en España, ni antes ni después.

 

La recepción fue la que puedes esperar de un producto así. No pondremos eso en la radio, no entendemos qué están haciendo, Alaska ha perdido la voz (hay que ser gilipollas para que esa sea tu conclusión después de escuchar el single “En mi prisión”, la mejor letra jamás cantada por Alaska, de largo).

Pero que nadie se asuste, que nadie remueva el culo en su asiento. Las cosas han vuelto a su cauce, como debe ser.

Aquí no ha pasado nada.

 

SONIK DRAWER 2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s