MAD COOL: UN MUNDO FELIZ


El viernes 7 de Julio de 2017, el artista Pedro Aunión murió durante su actuación en el Mad Cool Festival.

Hay mucha información en la red sobre este hecho.

En el momento de su muerte sonaba “Purple Rain” de Prince, y la música se cortó de repente cuando se produjo la tragedia. Solo hubo un pequeño retraso hasta que los cabezas de cartel Green Day saltaron a escena, con Bohemian Rapsody de Queen sonando como intro.

Billy Joel Amstrong, cantante y líder de Green Day, en un comunicado correctísimo, declaró que no sabía nada de la tragedia, si lo hubiera sabido no habrían salido a tocar. Solo se les informó que saldrían algo más tarde debido a un problema de seguridad, algo habitual en los festivales. Nada más.

Cuando una persona arriesga su vida por algo que considera su trabajo y su arte se merece un respeto. Cuando pierde su vida cuando está sumergido en ese arte, no puede tratarse como un problema de seguridad.

Nos hallamos ante una perversión de “Un mundo feliz” de Aldoux Huxley, pero bastante peor de lo que imaginaba su, después de todo, inocente autor.

Seguro que nadie ha pensando en la pasta que supone devolver 45.000 entradas.

En una conocida emisora de radio se representó la muerte del artista, cortando “Purple Rain” para la ocasión para darle mayor impacto. A los dos minutos de acabar la narración, justificando que no se parase el show, como conclusión se dijo que hay que aprovechar cada minuto en la vida, porque nunca se sabe cuándo puede ser el último, y se cambió de tema con la misma soltura con que Paris Hilton se cambia de modelito.

Cuando Talking Heads y Esclarecidos decían “el cielo es un lugar donde nunca pasa nada”, estoy seguro de que no se referían a esto.

Todo debe ser rápido, la vida sigue, hay otros temas de actualidad. Y luego en el Telediario hablamos del tiempo, hace mucho calor, lo mejor es un chiringuito, ahora apetece estar fresco, durante diez minutos, con entrevistas y alguna tía buena en la playa.

En muchos programas es frecuente llorar, gritar, abrazarse, sentimientos a flor de piel. La voz, tú sí que vales, mira quién baila, todos los realities, ofreciendo espectáculos vulgares y zafios diciendo que es arte, todos llorando, abrazos y lágrimas, y caras temblorosas de la emoción.

Es todo una puta mentira.

El festival debería haberse cancelado. No es un punto de vista, es la única solución decente, y no mentir al grupo cabeza de cartel diciendo que hay un problema de seguridad sin especificar cuál.

La censura y manipulación en el mundo moderno ha alcanzado cotas más altas que en muchas dictaduras, lo que pasa es que no se puede protestar porque se disfraza de libertad. Eso deja a las protestas en fuera de juego.

¿Hasta cuándo vamos a fingir que todo da igual, en todos los aspectos de nuestra vida, que no pasa nada?

¿La cultura del miedo que nos inculcan desde la cuna tiene tanto éxito?

 

SONIK DRAWER 2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s