LA CHICA DE LOS BESOS AFILADOS


Si la vieras al principio de todo, no te hubiera llamado la atención, tampoco es que tuviera una infancia traumática, o algo especial que contar. Pero lo tenía claro, quería ser una estrella del rock, o de cualquier cosa. Eso no significa que fuera a conseguir nada, claro.

Al principio fue necesario trabajar, pero también eso se puede pervertir y usarlo en tu provecho. Se las ingenió para conseguir empleos cada vez más sexys.

Veamos: camarera, secretaria, modelo, conejita de Playboy.

 

Cuando empezó a frecuentar compañías y lugares donde conoció a gente con diablos en las venas, las cosas se pusieron interesantes. Como aquel chico que se untaba mermelada de cacahuete por el cuerpo y se lanzaba al público para que la gente le lamiera.

No voy a mentirte, el CBGB era un lugar un poco guarro.

 

Entre berridos, intelectuales y brutos, ella fue capaz de ofrecer algo único, diferente. Llamaba la atención, tenía un grupo, con gente que componía buenas canciones.

Pero al cabo de unos años algo drástico ocurrió, y nadie pudo explicárselo. Las canciones ya no eran buenas, eran jodidamente buenas. El disco era irresistible (Paralell Lines), las melodías eran tan dulces, tan inocente, contagiaba tantas ganas de vivir y divertirse, te quedabas embobado.

Pocas veces el éxito mundial fue tan merecido. Hasta debutó en el cine en una película donde se metía a la gente cintas de vídeo en el estómago para modificar su conducta (Videodrome). Sí, como lo oyes.

Mundos distintos, ideas nuevas.

Pero no había fórmula, el que crea que tiene el secreto del éxito, es que está acabado. El declive fue tan cruel como brusco. Las canciones ya no eran jodidamente buenas, eran un chiste malo, sin gracia.

Se lanzó como chica en solitario, bueno, lo de siempre, un muermo, “French kissing in the USA”, apariciones de gran estrella que no tiene nada que decir, casi veinte años de penitencia dando tumbos.

Se acabó.

¿Alguien lo entiende?

Pues lo que ocurrió después se entiende menos todavía.

Desde el absoluto descrédito y pasados de moda como ellos solos, se descuelgan con otra canción irresistible. Un fogonazo de magia. “María”, imposible no llegar al éxito absoluto, otra vez.

Después, otra vez, nada.

Ya nos podemos morir tranquilos, queda demostrado que más vale aprovechar tu momento, porque te juro que no se repetirá.

Y tú no controlas nada.

SONIK DRAWER 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s