¿PUEDE LA MÚSICA CAMBIAR EL MUNDO?


Venga, no me hagas reír. La música sirve para entretenerse mientras haces otras cosas. Los músicos de gran éxito y creatividad suelen ser yonkis o personas que meditan. ¿A que sí?

No hay ninguna relación entre un cambio real en el mundo y la música, por muy buenas intenciones que haya. ¿De qué han servido “We are the world” (USA for Africa), “Happy Xmas (War is over)”, y un largo etcétera, si no para hacer ricos a sus autores?

Para nada, lo que yo decía.

 

Algunos ejemplos que no significan tampoco nada (a bote pronto, hay muchos más):

Situación pasada: Crisis económica en la Inglaterra después de la segunda crisis del petróleo, mineros en huelga. Capitalismo salvaje (monetarismo económico).

Situación de cambio, revolución: Todo el punk y after punk de Inglaterra se deriva de esta situación, y se revindica la contracultura, la actitud insumisa, la introversión y definición de la propia personalidad (after punk) como medio para evitar que vuelva a suceder. Este fenómeno se propagó por todos los medios de comunicación masivos. A eso se le llama educación.

 

Situación pasada: En Granada había un puticlub llamado “El Rey Chico” que era habitualmente frecuentado por los señoritos en la época de Franco.

Situación de cambio, revolución: Después se convirtió en una sala de conciertos y un día por allí se dejaron caer Surfin´ Bichos. Algunas personas que asistieron salieron alterados y totalmente transformados en su modo de ver las cosas, y sufrieron cambios definitivos que les durarían el resto de su vida. Algunos a raíz de esa experiencia empezaron a tocar y formaron grupos, con nombres como los Niños Mutantes.

Esto no son más que casos puntuales, la suma de estos individuos no significa nada globalmente.

¿o sí?

 

Pero espera, falta lo más importante. Pensar en la visión general, lo que se ve, hace que te pierdas los detalles interesantes. El pensamiento periférico, minoritario, que aguarda su oportunidad. Todas las corrientes musicales interesantes se generan como causa-efecto de los problemas de las periferias, lo que se llama también “la cara B” de las ciudades, el hip-hop, el tecno, el blues, el rock. Vaya, parece que eso es el meollo del asunto, y el problema no se enfoca nunca de forma correcta.

En las periferias se encuentran minas. Ahí están, y siguen estando ahora mismo, esperando su oportunidad.

A veces son de las que contienen tesoros.

A veces son de las que te explotan en la cara.

 

SONIK DRAWER 2017

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s