GEORGE MICHAEL: HIS LAST CHRISTMAS


En el verano de 1986 se iba a acabar el mundo.

 

Se disolvían dos grupos fundamentales en el rock y el pop, Queen y Wham!, publicando singles en directo, respectivamente “Friends will be Friends” y “The edge of Heaven”.

Hay mucha diferencia entre Wham! y el resto de grupos pop de fans. La diferencia era George Michael, le gustaba a la cámara en los videoclips, a los chicos y a las chicas. Vamos, a todo el mundo. Además tenía talento, qué mas quieres.

Con su primer éxito “Wake me up before you go-go” se llevó de un plumazo al público adolescente femenino y al público gay, que renombró la canción como “Wank me up before you go-go”. Estaba incluido en su segundo disco de 1984, de nombre igualmente zafio “Make it big” (se refiere a tener éxito, claro, claro).

Queen se volverían a unir bajo tristes circunstancias, pero Wham! no volvieron, ni siquiera por la pasta. El bueno de George iba sobrado, el disco Faith en 1987 vuelve a ganar a cualquier solista orientado a las “nenas” que te puedas imaginar. Tanto comercial como artísticamente.

En 1990 se le ocurrió la feliz idea de luchar contra su multinacional Sony… y perdió. Como todos los que osaron hacer cosa.

En “Listen without prejudice”, se podía apreciar claramente el esfuerzo para ser tomado en serio, declaró mil veces que era su disco más sincero y personal. “Praying for time” es una pedazo de canción, con todas las letras, especialmente la letra. Pero se le criticó mucho porque para ser un disco tan sincero, no contenía ninguna referencia a su homosexualidad.

¿Seguro?, entonces la canción “Freedom” no sé de qué trata, ¿de la libertad para los presos políticos del Zaire?.

 

Es muy fácil criticarle. Facilísimo. Su carrera discográfica posterior, sus incidentes en los baños públicos, lo que quieras.

Pero no voy a hacerlo, porque es alguien que ha conseguido divertir de verdad y entretener a millones de personas, incluido a mí. Eso es más de lo que ha conseguido muchísima gente que conozco de primera mano.

Se murió en Navidad, cuando ponen en todos los sitios su canción más famosa. Ya que te mueres, que se vea que has dejado huella.

Le imagino en el más allá chillando “Freedom” a voz en grito, con coro de chicos como en la escena de Zoolander, cuando lavan el coche y suena “Wake me up…”. Pásatelo bien, chaval, te lo mereces.

 

 

P.D.

También estoy a favor del que falta, Andrew Ridgeley. Se casó con una de las chicas de “Bananarama” y le mola el surf.

Otro al que no le gusta nada divertirse. Su canción en solitario “Shake”, con su correspondiente vídeo censurado, es mejor que muchas carreras enteras de artistas aburridos que tienen el favor de no sé qué crítica.

 

SONIK DRAWER 2017

 

Anuncios

2 comentarios sobre “GEORGE MICHAEL: HIS LAST CHRISTMAS”

  1. ¡Qué recuerdos más divertidos de aquella época!,cuando nos juntábamos a gritar como locas mientras veíamos los vídeos de nuestros grupos favoritos: Wham, Spandow Ballet, Michael Jackson, y por supuesto, Durán Durán con su “Wild boys”…”¡Quien fuera coche!”Qué risas.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tu comentario. La primera mitad (y mejor) de “Mad Max: Fury on the Road” tiene referencias muy explícitas a “Wild Boys”. Y el juego de miradas en el vídeo de “Last Christmas”, qué candidez, imposible que hoy en día se haga algo así.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s